Los vecinos de Santo Tomé que periódicamente deben viajar hacia Santa Fe, se encuentran en una disyuntiva al momento de decidir ir hacia la capital provincial. Si armarse de paciencia y optar por cruzar el colapsado puente Carretero, o bien tomar el Acceso Norte y prepararse para ingresar a una “zona de guerra”. Así lo califican los ciudadanos que viven en los countries que se distribuyen a lo largo de los casi 5 kilómetros del camino pavimentado que une al distrito santotomesino con la autopista Brigadier General Estanislao López. El sinuoso sendero -inaugurado formalmente en el año 2014- oportunamente se había habilitado como una alternativa de tránsito liviano para evitar atravesar el octogenario y siempre complicado viaducto que pasa por el río Salado. Sin embargo las condiciones actuales del Acceso Norte son deplorables.

 

La última intervención de la que se tenga registro data de hace más de un año, cuando se efectuaron trabajos de bacheo con piedras y asfalto frío sobre el camino y sus colectoras. Sin embargo y como era de esperarse, al poco tiempo el material ya se había salido y los pozos quedaron expuestos nuevamente. Incluso la situación se fue agravando con el correr del tiempo. Así lo sostienen los habitantes de los barrios cerrados del sector, que diariamente deben juntar coraje para aventurase a la odisea de que sus vehículos particulares sobrevivan al pasar por el lugar.

 

Peligro latente

 

Varios de los vecinos de la zona se contactaron con El Litoral para describir el panorama bélico que expone el Acceso Norte. “En todo el camino hay pozos. Viniendo desde las vías del ferrocarril que están sobre calle República de Chile -ingreso sur- hasta la Autopista. Es intransitable y no sabemos qué más hacer, porque nos cansamos de reclamar a la Municipalidad, que es la encargada de mantenerlo”, dijo Silvina. En esa misma línea, Andrea, otra ciudadana indignada, precisó que “donde es intransitable es a la altura del country El Paso, específicamente entre loma y loma, ya que está minado de agujeros”. “Si no los esquivas por el costado, no los podés pasar. La verdad que estamos cansados porque cada vez están más rotos. Cuando vinieron a arreglar le tiraron un material que no sabemos qué es y con la primera lluvia se salió todo. Hicimos los reclamos pertinente pero nadie nos atiende”, acotó.

 

Del mismo modo, Rodrigo indicó que los baches más profundos están en el tramo del barrio Altos de la Ribera. “Cuando pasás por ahí, tenés que cambiar de mano para poder avanzar porque sino es imposible. Ahí está todo destruido”, apuntó el vecino. “En la curva que está cerca de La Tatenguita, si viene un auto de frente tenés que frenar a cero, porque de otra manera no podés seguir. En tanto, delante del nombrado barrio cerrado, en la colectora, el camino está totalmente destruido. El peligro está latente porque los autos se cambian de carril y hay gente que no sabe que es doble mano, lo que provoca muchos problemas”, detalló luego. A todo lo descripto, Silvina añadió: “Tenemos miedo porque tarde o temprano va a ocurrir un desastre. No son pozos chiquitos, sino cráteres. La obra de intercambiador vial que están haciendo arriba del puente de la colectora agrava todo, porque hay maquinaria grande trabajando en el lugar y ya terminaron de romper todo. Cuando venís por autopista y subís el puente, el tramo literalmente está destruido, ya no queda nada sano, esa es la conclusión”, manifestó para completar.

 

Intercambiador vial

 

El Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, a través de la Dirección Provincial de Vialidad, lleva adelante las obras del intercambiador de tránsito en el Acceso Norte a Santo Tomé, sobre la Autopista Rosario Santa Fe. Los trabajos tienen como objetivo agilizar y mejorar la seguridad vial en una zona que cuenta con mucho tránsito, debido a los barrios que se sitúan a la vera de la autopista.

 

Tal como informó oportunamente el Gobierno Provincial, las tareas se ejecutan a la altura del kilómetro 151 del corredor, e implican la confección de un tercer carril adicional de ingreso por el Acceso Norte a Santo Tomé, con sentido hacia la localidad de Santa Fe. Se utilizará parte de la infraestructura existente y se redirigirá el tránsito de la zona a través de las calles colectoras ubicadas a ambos lados de la autopista. De no mediar inconvenientes, el tiempo estimado de conclusión de la obra es de unos 10 meses.

 

Fuente: Luis Amsler | Diario El Litoral

https://www.ellitoral.com/index.php/id_um/289995-el-acceso-norte-otra-vez-bombardeado-el-camino-que-une-santo-tome-con-la-autopista-area-metropolitana-santo-tome.html&utm_medium=whatsapp

 

Abrir chat